jueves, 9 de febrero de 2017

Carrera La Fundacional de Villamartin: toreando a las cuestas



Llegamos Javi, Levi y yo a una carrera en la que llevábamos diferentes objetivos a la altura de la temporada en la que nos encontramos. Ellos, en la recta final de su preparación al 19 F donde afrontarán la maratón en la Capital de la Giralda, donde les acompañaré gustosamente. Yo sumando kms e intentando cada vez ir más rápido de cara a la Media Maratón Bahía de Cádiz en la que espero llegar lo más fuerte posible para intentar bajar mi MMP(1H 21m 10 seg efectuada en Los Toruños el pasado año)

Levi, con molestias en el costado, le planteamos incluso que no participara para no arriesgar pero, finalmente, se decidió a completar la práctica total de la prueba.

Con un calentamiento donde pudimos ver la dureza de alguna de las cuestas, nos plantamos en la pista de atletismo donde se daría la salida de la carrera, paraa esperar el inicio de la misma.

Se da el pistoletazo de salida y damos dos vueltas a la pista de atletismo para abandonarla enfilando una larga recta que nos llevaría al primer km. Lo marco a 3.15. Me sorprende marcar un ritmo así y llevar más de 20 atletas delante me olvido de eso e intento hacer mi carrera sin mirar más allá. Aproximadamente, en el km 2.3/2.4 nos llega una de las rampas que nos dejó a más de uno tiritando, decido no cebarme en demasía y hacerla lo más fuerte que puedo pero con cabeza.

Tras una bajada considerable en el que recuperé bastante bien de la primera dificultad, volvemos a enfilar un terreno que pica para arriba, de los que hacen daño para, poco después, afrontar una larga “pared” que tendríamos que subir dos veces. Esta cuesta lo tenía todo: larga en extensión y dura en su desnivel. La afronto con un par de atletas deseando llegar al final porque se hacía durísima, pero en esta dureza pensaba que todo esto me venía bien para futuras competiciones estar lo más fuerte posible.

De nuevo en bajada, retornamos a la pared de la que antes hablaba para, ya con las fuerzas justas, tirar de pundonor y dejar atrás a uno de los dos atletas que me acompañó en buena parte de la carrera. El otro compañero de batalla, se me escapó unos metros cuando el terreno picaba para arriba y por más que apreté en la bajada final(llegué a ponerme en algunos momentos a ritmo de 2.44) no fue suficiente y me sacó dos segundos en meta.


Finalicé mi participación con un tiempo de 38 minutos(según mi garmin) de los 9.90 kms a un ritmo medio de 3.50, en el puesto 24 de la general y 6º de mi categoría. Habrá que seguir mejorando en las cuestas, mejorando todo lo que se pueda los ritmos para estar cada vez más fuerte en lo que queda de temporada(que aún es mucho) Seguro que lo mejor está por llegar.

En uno de los pasos por meta 

Los 3 y un compi de nuestro club

Ole los güenos